No existen evidencias en el mercado de nueva subasta de divisas

ARCHIVO

No existen evidencias o indicios, por parte del Ministerio de Finanzas ni del Banco Central de Venezuela, luego de transcurrido más de un mes de la realización de la primera subasta de divisas, por $ 200 millones, que fueron repartidos entre 383 empresas, que se tenga entre los planes inmediatos convocar a una nueva subasta.

En efecto, los reclamos de los distintos gremios de la producción, ante la escasez de divisas en el mercado, se han venido intensificando, por cuanto los inventarios de las industrias cada día se reducen, ya se habla de 12 a 13 días, mientras que se ha venido registrando en las últimas semanas, la figura del “préstamo” o “trueque” de materias primas e insumos entre las empresas para poder continuar produciendo y evitar una paralización, lo que agravaría el desabastecimiento, estimado según las cifras oficiales en 22%.

La primera subasta se celebró el 26 de marzo, luego de una convocatoria por parte del instituto emisor, a través de la cual se estableció que solamente podrían participar aquellas empresas inscritas en el Registro de Usuarios del Sistema Administrado de Divisas de Cadivi y el Registro de Información Fiscal (RIF) emitido por el Seniat, calificándose el primer requisito como “excluyente”, ya que más del 90% de las industrias que operan en el país, especialmente las pequeñas y medianas, no están inscritas en el Rusad.

En esa oportunidad se subastaron US$ 200 millones, indicando Fedecámaras que esto representa el 0,02% de las necesidades del aparato productivo venezolano, mientras que más recientemente el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), dijo en conferencia de prensa, que sus requerimientos diarios de divisas superaban los $ 150 millones.

Más información en El Impulso.