UNT: Tarjeta de abastecimiento hará eterno el racionamiento

Enrique-Marquez-2-20140324

El partido UNT se opone a la implementación de la tarjeta de racionamiento anunciada por el Presidente Nicolás Maduro y emprenderá una campaña en su contra. Así mismo, criticaron el pacto que hizo el gobierno con los empresarios para aumentar los precios de los productos en un 300 por ciento, sin hacer anuncios, ni publicar nada en gaceta Oficial.

El Presidente Ejecutivo y diputado Enrique Márquez, en rueda de prensa, manifestó que la implementación de la tarjeta de abastecimiento no es otra cosa que el reconocimiento al racionamiento y que este continuará por mucho tiempo en el país. “El gobierno engaña a los más pobres, porque esta no es una tarjeta para abastecer, sino para controlar lo que la gente compra en Mercal, PDVAL o en el Bicentenario. Esta tarjeta eterniza el racionamiento”.





Ante esta situación UNT va a emprender una campaña permanente contra esta tarjeta de racionamiento, contra el desabastecimiento y la escasez. La intención es sensibilizar al pueblo venezolano sobre las intenciones del gobierno de controlar el consumo de los venezolanos.

En este sentido han diseñado tres ejes de acción: el primero el legislativo, someterán a consideración de todas las Cámaras Municipales del país, un acuerdo para rechazar, el desabastecimiento, la escasez y el racionamiento legalizado a través de la tarjeta del gobierno. “También llevaremos este martes, este planteamiento ante la Asamblea Nacional, para que sea debatido ampliamente el tema del desabastecimiento Para que el país conozca cuál es la verdad de la implementación de esta tarjeta”.

El otro eje es la medición del índice municipal de escasez, que ya se está implementando en el municipio Chacao, para identificar, los rubros de escasez en cada municipio, estadísticas e indicadores que harán público, para que la gente esté informada y comparen con cifras que publica el gobierno.

El tercer eje de acciones de Un Nuevo Tiempo lo desplegará la dirigencia en los mercados populares de todo el país, “sembrando conciencia de la responsabilidad gubernamental en la crisis, en la escasez, que pretenden esconder con esta tarjeta”, sentenció Márquez.

Señaló Márquez que en vez de ofrecer ratificaciones de lo que está ocurriendo en el país, el gobierno insiste con la represión, persecución, con la politiquería. Los últimos temas de los alcaldes muestran un Estado sin división de poderes, esto es parte de la radicalización de un gobierno que hoy llama dialogo y luego reprime, es decir un gobierno absolutamente contradictorio.

Desde UNT estamos convencidos que se trata de una estrategia del gobierno, que pretende tapar lo que está ocurriendo en materia económica. “Hay cantidad de elementos en la política y en la economía que configura un fracaso total del gobierno de Nicolás Maduro, empezando con la economía, el desempleo que por primera vez toma dos dígitos 10 por ciento. El altísimo Costo de la vida, la inflación, la escasez el desabastecimiento, la inseguridad”.

Márquez ilustró, a través de una gráfica, los aumentos que han sufrido, en los últimos días, los productos de la cesta básica, en casi un 200 por ciento y el gobierno no ha anunciado nada al respecto y menos aún lo ha publicado en la Gaceta Oficial. Incrementos que al parecer fueron acordados por el gobierno con los empresarios.

Destacó en la gráfica los incrementos de los siguientes rubros: La pasta hace un mes estaba a 5,50 y hoy está en 20 bolívares, es decir sufrió un incremento de 300 por ciento. El arroz de 7,50 el kilo, paso a 22, 50. El café en su presentación de ¼ de kilo pasó de 9 bolívares a 30. El aceite en la presentación de 1 litro de 10 ahora está a 30 Bs, es decir 200 por ciento de incremento. La leche en polvo, el kilo estaba a 30 y ahora está 80 Bs. La harina de maíz que estaba a 7,50 está a 22 Bs. El azúcar de 6,30, subió a 18 Bs, el pollo que estaba regulado a 18, está a 40 Bs el Kilo.

Aseguró que en el último mes han aumentado todos los alimentos aproximadamente en un 200 por ciento. También Mercal y las instituciones del Estado han sufrido un considerable aumento de precios los productos de 26 por ciento a aproximadamente 158 por ciento. “Repito no son los supermercados, ni los buhoneros, es el gobierno que acordó estos aumentos con los empresarios. Que me desmientan el gabinete económico o el presidente Maduro, si es mentira lo que estoy diciendo”.