Guanipa: Integración Comunal necesita inversión urgente para librarse de la delincuencia

JPG 23 de Febrero  (50)

“Yo no acepto el sobre nombre que le ponen al barrio Integración Comunal. Aquí hay mucha gente que trabaja, le echa pichón por su familia y colabora en la lucha en contra de la delincuencia. La inseguridad que se vive en este barrio, existe en todo Maracaibo, el Zulia y Venezuela; por eso debemos apoyar que llamen al barrio por su nombre, que además es una buena manera de llamar a la unión de los vecinos”.

Juan Pablo Guanipa, coordinador de Primero Justicia Zulia aseguró durante su visita al sector 23 de Febrero del barrio Integración Comunal, que se tiene que hacer “urgentemente” una gran inversión para consolidar el que se considera uno de los barrios más grandes de Maracaibo.





“Indudablemente, el hecho de que estos vecinos tengan servicios públicos y calles optimas cambiaría la manera de ver el barrio. Tener calles permitiría el tránsito de vehículos y con ello se reducirían las horas de soledad en las que cualquier hecho delictivo pueda ocurrir. Estas personas tienen derecho a vivir mejor, a exigir calidad de vida y seguridad. Cuando usamos con ellos un nombre despectivo, es como si los condenáramos a esa realidad. El llamado es a las autoridades a invertir en el barrio y a los vecinos a desmarcarse de ese terrible nombre, cuya realidad puede cambiarse con la participación de todos”.

Geoclimilda González, ama de casa y quien lidera una de las 200 familias que habitan en el barrio, señaló que tienen muchos problemas, empezando por la electricidad. “Todavía hay gente aquí que no paga luz legal porque Corpoelec no viene a poner los transformadores. Yo estoy pegada a una vecina que tampoco paga luz y eso produce que los corotos se nos quemen. Necesitamos que resuelvan esta situación porque no somos un barrio que recién comienza. Ya tenemos más de 30 años aquí. Se puede decir que la parroquia Luis Hurtado Higuera se empezó a extender en la Circunvalación tres a partir de que nosotros nos metimos aquí”.

Detalló que las tuberías de las cloacas que metió la Gobernación hace más de cuatro años se colapsan y ellos no están pegados. “Esto que hicieron quedó todo mal. No nos hemos pegado a las cloacas porque dejaron el proyecto a medio andar y aun así vemos brotar de las tuberías aguas negras. Hemos ido hasta el cansancio a Hidrolago para que vengan a resolver este problema y no nos paran. Hay niños en riesgo de contagiarse de cualquier cantidad de enfermedades, incluyendo Hepatitis B”.

Carmen Rodríguez, líder comunitaria, informó que al salir a la avenida está ubicada una valla que dice que el barrio está consolidado. “No sabemos si nos quieren engañar a nosotros o quieren engañar al Gobernador, pero en la valla dice que estamos consolidados y no es así. Nosotros necesitamos un espacio donde se pueda criar a nuestros hijos, porque producto de que no tenemos calles y la policía no pasa por aquí, los malandros vienen a caerse a tiros aquí”. XXX