Felipe Pérez Martí: Mapa de conflicto correcto y estrategia del coraje

Se ha generado cierto conflicto (mucho menos del que  he esperado, pues aquí hay muchos intereses e hipocresías) porque califiqué de bate-quebrados a algunos analistas famosos, entre ellos John Magdaleno, Luis Vicente León, Ángel Oropeza, Fernando Mires,  Carlos Raúl Hernández, José Virtuoso, Padre Ugalde, Michael Penfold, Enrique Ochoa Antich, entre otros. Que han estado defendiendo la cohabitación, de una u otra forma.

He sostenido que el mapa principal de conflicto que postulan, “gobierno vs oposición” es erróneo, pues el correcto es “cartel de mafias caza-renta vs el resto de los venezolanos. El primero te lleva a una coalición errónea, la del Frente Amplio, en la que incluyes al enemigo. La segunda te lleva a la coalición correcta, que  hemos llamado pacto republicano.

Abogan, además,  por una estrategia, de cohabitación, que  parte de un diagnóstico equivocado: que el desgobierno es más fuerte que  nosotros. Cuando lo cierto es lo contrario: somos mucho más fuertes que el desgobierno, y por lo tanto nos conviene jugar la estrategia del coraje. Que es la que afortunadamente por fin empezamos a jugar a partir del 23 de Enero.  

El inicio del debate se debió a este vídeo, en que califico al cambio de gobierno que estaba negociando Leopoldo López, VP y el Frente Amplio, que significaría la salida de Maduro, pero la permanencia de las cúpulas corruptas militares, judiciales, de los otros poderes, y de gobernadores y alcaldes, como un cambio gatopardiano (cambio que esconde que no cambia nada, pues siguen lo enemigos, los caza-renta, en el poder).

 

https://www.youtube.com/watch?v=r8RgX0fmzvo

 

Aquí expongo ese debate, editando un poco los comentarios que he hecho, para esta publicación.

Una reacción que  produjo el vídeo fue esta, en la que se me dijo que el bate-quebrado era yo, pues había sido ministro de Chávez:

 

https://twitter.com/fparedesn/status/1126163301912776705

 

Yo respondí en este hilo en Twitter:

 

https://twitter.com/Sabiens/status/1126181016144625666

 

Luego de esto, el economista Isaías Covarrubias, quien en la lista de debates Qué Hacer. Él dijo:

Caza-rentas, capturadores de rentas y capturadores de los reguladores hay en todas las organizaciones económicas de las mas a las menos eficientes allí donde se produce una renta absoluta o diferencial. Los mecanismos para captar esas rentas pueden ser institucionales, como  la captura del banco central para imponer una determinada política monetaria y cambiaria que facilite la captura de la renta. Pueden ser mecanismos muy sofisticados y siempre sirviéndose de las instituciones. La caída de la renta petrolera ha significado la imposición de un modelo extractivista, que apunta a otros recursos y no al control de las instituciones, sino a su desaparición. De manera que las fuentes económicas de rentas no son dominadas, o no lo son tanto, por grupos caza rentas sino por grupos de poder militar  o paramilitar que simplemente se apropian de los recursos y que solo enfrentan el riesgo de que otros grupos militares o paramilitares les disputen el control y captura de la renta que genera el o los recursos. Así es el modelo extractivista de algunos países africanos y, sin prisa pero sin pausa, así va siendo el modelo político y económico nuestro.

Le respondí así:

Hola, Isaías.

Es cierto que la expresión busca-renta, caza-renta (rent-seeking, en inglés) se usa normalmente para toda actividad privada que busca beneficios especiales de su relación con el gobierno o con el estado, no relacionados con los costos de su actividad productiva.

Lo que pasa es que en los países que padecen la enfermedad de la “maldición de los recursos”, los caza-renta capturan por completo el gobierno y el estado. También la sociedad como un todo, de hecho, incluyendo parte determinante de las oposiciones políticas, los medios, instituciones privadas como las educativas, las encuestadoras, analistas, grupos de lobby internacional (incluso ex-presidentes, como el caso del genocida Zapatero), etc. Y se forma una cultura relacionada.  Que llega a todos los niveles. En particular, caracteriza el populismo rentista. Y dada esa importancia, está bien que usemos en política la expresión de caza-renta con esa connotación, como se ha venido generalizando aquí, donde se aplica aún más que en otros países con la misma enfermedad, pues aquí es mucho más grave. Creo que nosotros hemos tenido influencia en eso. Además, esa expresión se usa en la literatura especializada para estudiar los aspectos de economía política de la enfermedad.

Ahora bien. Ese fenómeno está relacionado con el extractivismo? Claro que sí. De hecho, es de donde viene la enfermedad como tal, según he resumido en mi artículo lo que dice la literatura especializada (página 17).

 

http://clubmacro.unimet.edu.ve/wp-content/uploads/2018/01/MM-vol.3-n.-1.pdf

 

Y es solo petróleo? Para nada. Son minerales de distinto tipo, como oro, cobre, diamantes. También coltán, y otros minerales del arco minero, como en nuestro caso. Que si se acaba el negocio petrolero, cesan los caza-renta? Para nada. Son un cartel de mafias que no son nada tontos. Migran con facilidad, como hemos visto aquí. De hecho, la enfermedad se relaciona también a actividades “extractivistas” que no son minerales, como la destrucción de bosques para madera.

Que se refiere a solo gente del sector privado? Para nada. Es un cartel de mafias, que normalmente incluyen la militar, como digo en mi artículo: el militarismo en un síntoma normal de la enfermedad, pues los militares se transforman, de defensores de la soberanía nacional, en defensores del cartel de mafias caza-renta. Son una de las mafias del cartel. Lo que  pasa es que en Venezuela devinieron en mafia regente del cartel, como sabemos. Desde Chávez mismo. Yo mismo lo noté desde muy temprano. Incluso cómo dominaban a Chávez a veces sin él saberlo. Me hicieron la vida imposible, y, por ejemplo, hicieron enojar a Chávez conmigo de manera muy fuerte porque querían para ellos el cargo que le asigné Banco Mundial como gobernador representando a Venezuela al economista Per Kurowski (hice una consulta amplia en la población para elegir al más capaz y al más probo, por cierto), llamándome neoliberal, porque presuntamente Per era neoliberal, etc. Cuando Per, además de ser un excelente economista y persona de probada rectitud, se auto-define como “radical del medio”.

Por supuesto, el cartel no es solo nacional. Sino internacional .Y no solo en lo político. Pues no solo el gobierno de Cuba está implicada aquí (además de Rusia, China, Turquía, Irán). Están implicadas empresas transaccionales. Como las petroleras, mineras, madereras, financieras, de comunicaciones, de armas, etc.

Por eso vemos como la actitud de algunos países responde a eso: sus empresas transaccionales, como el caso de España: no es cuestión solo, realmente, de ideología “socialista”. Y Rusia, China, etc, no solo por lo geopolítico, sino por el hecho de que empresas privadas y deudas, no solo públicas suyas, están involucradas. También el tema del terrorismo en la geopolítica, etc.

Ahora bien. Se trata solo de actividades productivas normales de extracción y legales? Para nada. Hay negocios integrados, horizontal, y/o verticalmente. Y negocios no relacionados, algunos  ilegales, que pueden prosperar porque dominas el estado y el estamento militar, como el tráfico de droga. Si dominas los puertos y aeropuertos a través de una o varias de las mafias del cartel, esos negocios sucios prosperan. Se llega al colmo de abrigar negocios como la trata de blancas, de órganos, de sangre.

Recordemos que yo era el presidente de la comisión de transformación del estado, y estaba trabajando en un proyecto de transparencia total, que permitiera  cada ciudadano hacer seguimiento de los ingresos del estado a todos los niveles, y de sus gastos, incluyendo las contrataciones con empresas y organizaciones. Y el banco de Mezerhane trató de corromperme, ofreciéndome, en dos ocasiones, unas “princesitas”, en sendas fiestas de embajadas árabes. En una emboscada que me tendió con José Vicente Rangel, a la sazón Vice-presidente de la República.

Pude observar la maldad en pasta en mi paso por el gobierno. Y eso que era al principio de la gestión de Chávez, por solo once meses, de Mayo del 2002 a Abril del 2003. Imagínense lo que vino después, con el boom petrolero.

La conclusión a que debemos llegar es que el cartel de mafias existe, y  es muy astuto, flexible, adaptable, nacional-internacional, etc.

Pero no perdamos la perspectiva, amigos. Esto es bueno clarificarlo, para  que no haya dudas, y agradecemos a Isaías traer el punto para que mucha gente que no lo conoce lo vea. El punto en realidad no era ese. Sino el del mapa de guerra.

El conflicto es entre el gobierno (desgobierno en nuestro caso) y la oposición, como postulan los del Frente Amplio (la MUD), incluyendo diputados, analistas, y líderes políticos en general? O es entre el cartel de mafias caza-renta que tienen capturado no solo al gobierno de facto, sino al estado, a parte importante  de la oposición, etc?

Creer lo primero, con el argumento de que eso sucede en los otros países, es, o una excusa de los caza-renta para seguir escondiéndose, o una ignorancia crasa. Se lo dije claramente a Magdaleno en mis dos artículos:

 

http://elestimulo.com/blog/emplazamiento-ciudadano-a-los-analistas-politicos/

 

Y eso de usar la excusa de la “unidad” en torno a la Asamblea Nacional, porque es la que aceptan los otros países, es otra excusa, o ignorancia crasa. Acaso que el liderazgo político, comandando una  guerra como esta, tiene que estar asumida por la Asamblea Nacional? Debe conformarse ese liderazgo entre los líderes del coraje (que representan al resto de los venezolanos en el mapa de conflicto adecuado). Y debe usar la AN, como herramienta de guerra. He propuesto que esta relación debe ser como en el llamado equilibrio de Stackelberg, en que no es que  los vas a desaparecer, sino que los cohabitadores no van a tener otro remedio que convertirse en seguidores de tu liderazgo.

En otros lados he argumentado que la cohabitación y la corrupción (agencia del caza-rentismo) están correlacionados en casi un 100%, así como ventas y esfuerzo están muy correlacionados. Y se juzga por desempeño en gerencia de negocios:  por lo que se ve, como las ventas. En política debemos juzgar también por desempeño. De manera que es relativamente sencillo armar la coalición de liderazgo apropiado: solo con los que han mostrado que quieren seguir la estrategia del coraje, no cohabitación.

Este movimiento de cambio gatopartidano es una muestra clara de la habilitad, la flexibilidad, del cartel de mafias caza-renta: quitar a un títere, y permanecer en el poder. He dicho que podemos sacarlos de cuajo, si tenemos claridad, y si usamos la alianza adecuada, y la estrategia adecuada, y la fuerza potencial activada con la que contamos potencialmente.

Seguir propiciando esa “unidad” con el enemigo te trae dos problemas graves: división en el pueblo opositor y el liderazgo del coraje, y desencanto, desconfianza, en la población. Como hemos visto en las redes sociales, en la calle, en la baja en la aceptación de Guaidó, en la disminución de la convocatoria a la calle.

Aquí hablo de ello. Primero, que no es aceptable un cambio gatopardiano:

 

https://www.youtube.com/watch?v=r8RgX0fmzvo

 

Segundo, la propuesta especificada, y mi predicción de que triunfaremos:

 

https://www.youtube.com/watch?v=Y47rAoGqtjA&t=2s

 

Este tema es de vida o muerte, amigos. Y debemos ver de qué lado nos ponemos los analistas, los políticos, y el pueblo.  El pueblo está claro, por cierto. Muchos sin saber de términos académicos sofisticados lo saben, como hemos visto en varios vídeos. Y la mayoría de las redes sociales lo sabe. En particular los guerreros del teclado.

A ver si la dirigencia política, y los analistas político, se decantan también. La omisión no se acepta aquí, lo  siento.

Seguidamente les paso otros intercambios que valen la pena:

Per Kurowski dijo:

Francamente, lamentablemente, en lo que a Venezuela se refiere, TODOS

somos unos bate quebrados… en TODOS los sentidos. Que batee la primera bola quien no lo sea

Le respondí:

Hola, Per, y todos.

Al contrario, amigo Per. Somos muchos los jonroneros. Y tú estás entre

ellos. Y también muchos guerreros del teclado!!!

Creo que  lo que quieres decir es que a cualquier jonronero le sale algún ponche de vez en cuando, no? .

Pero lo importante es el promedio, y los jonrones. No es así? Lo que pasa es que nuestros analistas, los asesores de la MUD y el Frente Amplio, no pegan una.

Abogando por la cohabitación todo el tiempo, y alegando que eso es lo “ilustrado”, llegando al colmo de alardear de que es lo más “científico”. Nada que ver. Hacen perder al equipo cada vez que  batean.

Recordemos que a veces los mafiosos compran a los jugadores. Se han dados escándalos en el béisbol. Pero también en el boxeo, donde le pagan a uno de los peleadores para que pierda.

Por eso hay de dos tipos: los equivocados, y los comprados.

Aquí va otro intercambio con Per Kurowski:

Felipe

El día que nos salga el jonrón, sin duda que lo celebraremos.

Pero a lo que yo me refería es que mientras, viendo a lo que ha llegado mi querida Venezuela, sin haber podido hacer algo para evitarlo, de verdad que me siento parado ahí, con un bate bien quebrado.

Le respondí:

Hola, Per.

Tienes razón en que como equipo no hemos ganado. Pero hemos dado jonrones algunos. Lo que pasa es que no han sido suficientes para ganar el juego.

En parte por lo que hemos dicho: tenemos en el equipo muchos bate-quebrados.

Creo que eso está cambiando, y hay jonroneros que se están incorporando a roster, a la alineación (lo mencioné en el tuit que motivó esto).

Así que sigamos en esto. Tú estás como de tercero, cuarto, o quinto en  la alineación ;-)

Abrazo, agradecido por tu gran labor, y pendientes, que lo bueno ya llegó,

Miguel Díaz, en la misma lista de Qué Hacer, me había respondido inicialmente así (porque he estado prediciendo  que Maduro cae desde hace tiempo):

Dr Felipe, con todo respeto.

Lo que pasa es que llevamos  4 años con el análisis de que Maduro sale pronto con apuestas incluidas y nada que se atina. Esta como el cuento de la señora que llega el doctor y le dice.. doctor tengo cáncer.. le hacen análisis y le dice el doctor que todo esta bien. Así por mas de 15 años todos los años la señora dice que tiene cáncer. y nada.. Luego de 15 años va al doctor y este le dice que si tiene cáncer.. La señora le contesta. Vio Doctor que sí tenia razón.!

Le respondí:

Hola, Miguel.

Tienes razón en que me he equivocado en la rapidez de la salida del sátrapa.

Pero hay que hacer varias precisiones.

Primero, he estado proponiendo la estrategia del coraje desde hace mucho tiempo. Recuerdas?

https://hqmkre.bitlydns.net/site/2016/10/18/felipe-perez-marti-obediencia-constitucional/

https://www.aporrea.org/ideologia/a235750.html

Modestia aparte, era la correcta. Mientras jugamos cohabitación, nos fue mal. Pero a partir del 23 de enero, empezamos a jugar coraje, con la juramentación de Guaidó, y las cosas han cambiado vertiginosamente. No te parece?

Lo que me hizo equivocar en mi predicción fueron los errores de la MUD, la dirigencia política, que actuó de manera irracional de acuerdo al juego.

Pero luego me di cuenta de que no era tan irracional. De que los caza-renta impusieron su impronta en la estrategia, a través de los cohabitadores y los analista bate–quebrados.

Entonces corregí mi error. Aquí se lo dejo claro a Magdaleno, a quien le dije que los analistas referidos seguían en su error de mapa de conflicto:

http://elestimulo.com/blog/emplazamiento-ciudadano-a-los-analistas-politicos/


Es tan cierto, que, aún luego de que adoptamos la estrategia del coraje con Guaidó, han estado luchando, a cuerpo partido, por la cohabitación como mejor “solución”.

Fíjate en este tuit, en que predigo que de todas manera triunfaremos, y ellos fracasarán, aunque hay que conservarse mosca:


https://twitter.com/Sabiens/status/1126268754147651584


A ver qué tal.

Para finalizar, Raúl Crespo comentó en  Facebook:

Cuál es el mecanismo a través del cual el caza rentismo afecta la actividad económica de un país? En los años anteriores a la nacionalización de la industria petrolera, la economía venezolana exhibió altas tasas de crecimiento con una inflación baja. Cómo explicas este contraste en el comportamiento de la economía del país según la teoría de la maldición de los recursos? Finalmente, por qué países como Botswana teniendo muchos recursos naturales no sufre de la supuesta “enfermedad”?

Le respondí:

Hola, Raúl. La enfermedad se ha documentado bastante bien. Y el remedio también.

Tiene que ver más que todo con ingresos que capturan los gobiernos no directamente relacionados con la el esfuerzo productivo de los ciudadanos del país. Está claro que cuando los impuestos se deben al esfuerzo, los ciudadanos tienden a controlar cómo se gastan. En este caso no. En nuestro país existen todos los síntomas que he descrito en el artículo citado (página 17)

 

http://clubmacro.unimet.edu.ve/…/2018/01/MM-vol.3-n.-1.pdf

 

No conozco con detalle las modalidades que se han dado en Venezuela desde que surgió el petróleo. Pienso que hay señales claras de inicio de la enfermedad incluso antes de la nacionalización petrolera. Y hay que  analizar la estabilidad, con el tiempo inestable, del tipo de cambio fijo, suerte de dolarización. Pero ciertamente es un hecho, desde antes de Chávez.

Como econometrista sabes que un caso fuera de lo normal no te invalida una teoría. El caso de Botswana es especial en muchos sentidos. Y los remedios funcionan, de nuevo. Si la gente controla esos ingresos de renta, y el gobierno no tiene acceso a ellos, se elimina la razón de existencia del cartel (o el oligopolio, oligarquía) de mafias caza-renta. Por lo menos a niveles extraordinarios.

Hasta aquí el debate, que esperamos que se extienda y generalice, pues son temas absolutamente cruciales para el país, en este momento, y de cara al futuro. Aquí está la propuesta que hacemos para encarar los problemas:

 

https://www.movimientolibertadores.com/doc/GPSresumenv10.pdf