Marcos Hernández López: Maduro escogió finalmente el escenario perder / perder

Marcon Hernández López @Herconsultores

 

Para el análisis lógico hay que tener presente las siguientes variables: la aguda crisis económica, política, humanitaria, social, han derivado en calificaciones muy negativas en millones venezolanos, valoraciones nada esperanzadoras para la trascendencia del legado de extinto presidente Chávez. La gente se cansó de esperar, se ilusiono con una falsa revolución bonita o redentora, que tuvo muchos dólares y puso a soñar a los desposeídos, la razón anda perturbada la revolución bolivariana llego a su momento final como gestión, realidad articulada en sus manifestaciones por 83% de venezolanos que apoyan el proceso de transición política apuntalada en una postura desafiante en las calles, ya no existe el miedo para gritar en alta voz “Maduro vete YA

Para nadie es un secreto, Nicolás Maduro eligió jugársela, transita sin freno y sin paracaídas en un escenario indeseado perder / perder más por intereses económicos que políticos, renuncio entender la naturaleza de la palabra crisis y sus peligrosas consecuencias, sus actuaciones apuntan hacia la antilógica y transformado en el perfecto anti líder / autoritario, lo más grave aún es que liquido los “ideales de la espada de Bolívar” y “neo socialismo liberador” que intento imponer la gestión de Chávez. Evidentemente, vivimos tiempos muy complicados por la dinámica política, pero dentro de toda la complejidad se revela Maduro transita finalmente por el escenario perder / perder, incluso consciente que la historia no lo absolverá por sus diarias contradicciones reveladas en el fracaso del modelo económico Socialismo Siglo XXI, según nuestros últimos estudios de opinión los datos cuantitativos son verdaderamente alarmantes, el caso concreto de la pobreza que se mueve en niveles que alcanza más 80%, mientras la pobreza extrema se ubica en 65%, apenas 8 millones de venezolanos consumen dos comidas al día y de escasa calidad, situación ha cobrado miles de vidas máxima entre los niños, muchos están muriendo o están en situación de peligro sus vidas, en palabras técnicas este país vive una hambruna por encontrarse caos total, realidad que conecta directamente con el hambre de los venezolanos específicamente en los estratos C, D y E. Filosóficamente hablando, este país tiene un problema existencial humano, es decir que la gente está dispuesta cualquier acción más cuando llega el hambre y las enfermedades.

Perder / perder, tiene un significado preciso desde el análisis científico y factico en todos los procesos políticos, en este caso ambos enfoques visualizan y llegan a conclusiones con un resultado sintetizado en una derrota irreversible desde el primer momento que Maduro y su equipo político ya no imponen la agenda política nacional y sólo les queda utilizar la violencia selectiva, el autoritarismo y una narrativa que se desliza en la construcción de verdades sobre las tangibles mentiras para tratar de neutralizar lo que es real: la revolución bolivariana fracasó y perdió parte estratégica del todo de su poder político y económico.

Además, la arrogancia de no negociar a tiempo una salida democrática, los principales voceros del madurismo son interpelado rudamente con severas sanciones económicas, señalamientos de corrupción y restricciones de visas por parte del mundo democrático y otros mecanismo de presión.

Ahora el tiempo no es el mejor aliado de Maduro, mientras pasan las horas y los días el escenario de perder / perder es potenciado por su postura de aferrarse obstinadamente al poder, correr contra el viento por supuesto trae consecuencias devastadoras para el futuro inmediato de la sobrevivencia del proyecto político chavista y sus principales líderes. Ya el daño está hecho.
En síntesis, el interpelado Maduro finge miopía y se declara dueño del poder con tan sólo un apoyo popular 13,1%. No hay una percepción en la intención de hacer una comprensión final que convoque la verdad y la razón, es que mucho tiempo en el poder todo gobierno y más las dictaduras se desgastan y se corrompen, la variable rechazo toma un valor cuantitativo muy significativo hasta devastador y más si es una gestión que se mueve en niveles muy grave e ineficiente en sus diversas respuestas a las exigencia de un pueblo sometido al hambre, promesas incumplidas, violaciones a sus derechos humanos, violencia política, psicoterror… En la complejidad de la decadencia del proyecto revolucionario liderado por Nicolás, existen dos vertientes para su análisis crítico, primero, la mala o muy mala gestión que tiene su gobierno y segundo las insuficiencias en su liderazgo político. Estas dos vertientes limitan la sobrevivencia del proyecto ideológico – político a futuro y más bien se anuncia un final demoledor para proyecto revolucionario siglo XXI que no es otro que perder / perder.

Correo: hernándezhercon@gmail.com
Síguenos en Twitter: @Hercon44 / @Herconsultores
Marcos Hernández López presidente Hercon Consultores