El nuevo salario se va en un kilo de carne

Con los precios aumentados cada semana y los compradores en descenso están carniceros, quienes han visto disminuidas las ganancias por concepto de carne y pollo. Así lo reseña laverdaddevargas.com

Por Ronny Mendez

Esto los ha llevado a bajar la cantidad de pedidos hasta un 30% y a vender con más frecuencia solo lo más barato que tienen para ofrecer.

“Ya el sueldo a los clientes no les da para mucho y como consecuencia compran cada vez menos y sobre todo carne. Ya no estamos pidiendo las mismas cantidades porque la mercancía no sale con regularidad”, indicó Douglas Blanco, vendedor del Mercado Comunitario de Catia la Mar.

“Tenemos preparado bolsas de carapacho que es lo que finalmente se están llevando los clientes porque es lo más barato que ofrecemos”.

Por su parte Josefina Pérez, ama de casa, señaló que “ya el sueldo ni la pensión alcanzan para nada. Se va en un kilo de carne en Bs. 35.000 o en un kilo de queso amarillo en 45.000. Este aumento no sirve, pues la inflación se lo comió por completo”.

Pérez resaltó que los aumentos de los productos no la sorprenden e igualmente que no le alcance el dinero. “La semana pasada estaba la sardina a 2.500 bolívares. Hoy la conseguí al doble. Ni sardina que es lo más barato podemos consumir”