Trivago retira de sus búsquedas varios hoteles cubanos, incluyendo el Habana Libre

Este junio pasado la firma de abogados Rivero Mestre LLP, con sede en Coral Gables, Miami, presentó una demanda contra Trivago. (Trivago Business Blog)

 

Esta situación ha hecho que las grandes hoteleras españolas que operan en la Isla hayan comenzado a notar las dificultades derivadas de las nuevas restricciones

Por 14ymedio

Esta situación ha hecho que las grandes hoteleras españolas que operan en la Isla hayan comenzado a notar las dificultades derivadas de las nuevas restricciones. Algunas de ellas han anunciado a sus accionistas “posibles daños de cara al cierre del ejercicio”, según el diario español La Información.

La firma Meliá es una de las más afectadas porque los numerosos establecimientos que gestiona en Cuba han perdido la visibilidad en este importante buscador turístico. En su último informe trimestral, los directivos de la empresa española anunciaron que “se espera el impacto de las recientes decisiones de Trivago de retirar un grupo numeroso de hoteles de Cuba de sus canales de venta”.

Por todo ello, señala que “todas estas circunstancias apuntan a una reducción del REVPAR -ingreso por habitación disponible- de un dígito medio comparado con el año anterior”. Meliá agrega que de sus establecimientos los más afectados serán los ubicados en Holguín, Cayo Largo y La Habana, tres de las zonas más turísticas de la Isla.

Este golpe se une a la caída que las hoteleras llevan meses sufriendo en la ocupación y los ingresos en Cuba. Según los datos de cierre de los primeros nueve meses del año, el primer indicador había descendido más de cinco puntos hasta el 53% y el REVPAR había bajado un 9,8% hasta los 42,7 euros, una situación que también se ha extendido a otras firmas como Iberostar o Barceló, que junto a Meliá aglutinan el 70% de las habitaciones en Cuba.

Este junio pasado la firma de abogados Rivero Mestre LLP, con sede en Coral Gables, Miami, presentó una demanda contra Trivago por “traficar” con propiedades confiscadas por el régimen de Fidel Castro a inicios de los años 60. La compañía, con sede en Dusseldorf, Alemania, tuvo ganancias aproximadas el año pasado de 1.200 millones de dólares.

En los primeros nueve meses de 2019 la cifra de turistas que llegó a Cuba siguió cayendo, especialmente por el descenso de viajeros procedentes de la Unión Europea

Mientras tanto, en los primeros nueve meses de 2019 la cifra de turistas que llegó a Cuba siguió cayendo, especialmente por el descenso de viajeros procedentes de la Unión Europea. La Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba (ONEI) publicó cifras actualizadas hasta el mes de septiembre de este año que reflejan que habían llegado a la Isla 3,3 millones de personas, una bajada del 6% respecto al mismo periodo de 2018 (213.151 visitantes menos).

Los peores datos en la entrada de turistas a la Isla son los de Europa. Los cinco grandes emisores de viajeros a Cuba vuelven a caer, estrepitosamente en el caso de Italia (25,8%) y Reino Unido (25,7%) y significativamente en los de Alemania (13,9%), Francia (13,5) y España (13,3%).

Cuba no reconoce el valor jurídico de la Ley Helms-Burton y garantiza a los inversionistas todo el apoyo del Estado, aunque no queda claro cómo pueden defender a los empresarios ante los tribunales de Estados Unidos. La Unión Europea, por su parte, ha prometido al Gobierno de la Isla -donde es el principal inversor extranjero- que frenará las sanciones dictadas por tribunales estadounidenses contra empresas del viejo continente.

Entre los temas que han salido a la luz que se incluirán en la agenda de los reyes de España en su visita de Estado a Cuba, entre el 12 y el 14 de noviembre, se halla justamente el de la situación de los empresarios españoles en la Isla, que atraviesan dificultades motivadas por el recrudecimiento del embargo estadounidense pero también por los impagos de la parte cubana.