No más rutina: La Ciénaga, un viaje en un día con FULL diversión (Fotos + Videos)

 

El turismo en Venezuela es uno de los tantos sectores económicos abandonados por el régimen, el cual podría ser el nuevo petróleo de la nación gracias a la variedad de paisajismos y espacios que posee el país, pero aún existen posibilidades módicas de conocer cada rinconsito y tomar unas leves vacaciones.

Especial || lapatilla.com Katerin García

Una opción sumamente viable para disfrutar de destinos paradisíacos en Venezuela entre panas o en “soledad” son los llamados full day, este tipo de turismo fugaz consta de pasar todo un día en algún destino, ya que a pesar de la crisis existen grupos dedicados a lograr que la diversión sin preocupación se mantenga al alcance de la mano de aquellos que quieran o necesiten unas vacaciones leves.

Dichas empresas dedicadas al turismo se encargan de ofrecer un paquete que cubre las necesidades básicas de los clientes en cada espacio y como ejemplo en esta hermosa labor, encontramos entre muchos a los chicos de Chalana Tours, quienes con un nombre curioso en homenaje al papá de Eduardo Bracho uno de los fundadores de la empresa, deciden emprender estos viajes y dar a conocer los majestuosos espacios de Venezuela.

Estos panas, ofrecen un paquete que incluye desayuno, almuerzo, coctelería, hidratación, transporte y atención personalizada durante todo el día, además de muchas sorpresas.

En esta oportunidad nos aventuramos hacia las costas de Ocumare en el estado Aragua, específicamente a La Ciénaga, un destino celestial donde disfrutar es la única preocupación que te competerá.

Resulta que Chalana Tours tiene TODO previsto, pues también ofrecen dentro de sus costos la oportunidad de practicar kayak en una playa tan tranquila que parece una larga y pacífica laguna.

 

 

Este paraíso es ideal para disfrutar entre familia o amigos y te manifestamos esto con bases, pues en nuestro viaje coincidimos con una despedida de solteros SORPRESA, si, tal como lees solteros, resulta que un grupo de amigos decidieron sorprender a un futuro matrimonio con este divino viaje.

Alejandra Ramírez es una de las fundadoras de Chalana Tours, y nos comentó cómo ha sido su experiencia desde el 2016 “Nos llena mucho poder hacer reír a la gente, que hasta lloren de la emoción al culminar el viaje agradecidos por la atención, también seguir aquí de pie haciendo lo que mejor sabemos a pesar de todo y a pesar de tanto”.

También nos acotó que el turismo en Venezuela debería ser tan importante como el sector petrolero, ya que Venezuela posee todos los destinos necesarios y el calor humano que lograría la integración social y la atención intencional necesaria para hacer crecer el sector económico del país.

En esta bitácora te contaremos nuestra experiencia, que sin duda alguna fue maravillosa, el embarque al bus, con destino a Aragua fue en el Parque del Este a las 10:00 PM, muchos pensaran… “¿Viajar de noche? Mucho peligro” Pero no, la verdad es que tanto de ida, como de regreso, el traslado fue sumamente ligero, llegamos al pueblo La Boca en Ocumare de la Costa a las 6:00 AM y a las 6:30 AM fue el abordaje en lancha a nuestro destino, La Ciénaga.

 

 

El traslado en lancha, no merece otro calificativo más que delicioso, pues los lancheros son expertos en la ruta y conocen los cuentos que en el camino podrán sorprenderte, cómo el cuento de La Virgen en la Piedra o los plantón que aparecen en la noche iluminando toda la costa.

 

 

 

Al llegar a La Ciénaga, los chicos de Chalana Tours, previamente tienen un espacio para permanecer todo el día, cabe destacar que posteriormente aclaran que en este paraíso no hay forma de pagos, pues la electricidad no existe, entonces todos los pagos deben ser planificados con antelación, siendo la mejor opción para desconectarse de absolutamente toda la rutina.

Luego de instalarnos, procedimos a desayunar, esta vez el desayuno constó de cachitos con jamón y luego a disfrutar del espacio, es increíble cómo el agua es tan cristalina y con diferentes tonos de colores entre acuamarinos y turquesas, incluso puedes ver los peces en “cambote” andando a la par al lanzarte al agua y hablando de lanzarte al agua, recuerdas la despedida de solteros, pues, la futura novia, Kizzy Santos, nos dijo “Es difícil despedirme de mi soltería, pero es genial despedirla aquí, es la segunda vez que viajo con Chalana, y te ofrecen mejores cosas a precios módicos y la atención es excelente”.

 

 

Luego, Alejandra, junto a su compañero de aventuras, Jhonatan, nos sorprendieron con un rico cóctel de piña colada AZUL, que personalmente tengo que afirmar ¡Estaba divino!, pero lo mejor es que para los niños, los chicos de Chalana les preparan un juguito para que puedan participar en el brindis, así que padres tranquilos que los chamos no son excluidos en ninguna de las actividades.

Al rato comenzó la acción, pues una parte del grupo jugaba voleibol en la playa, otros caminaban y otros comenzaron el Kayak, nosotros nos enfocamos en registrar la belleza del paisaje que no merece menos que admiración

 

 

Ahora llegó el turno de lapatilla al Kayak, el señor Carlos, encargado de esta actividad, tiene cinco años aproximadamente instruyendo a los visitantes en este deporte, quien nos dio la instrucción teórica y con la mejor sonrisa dijo “vayan y disfruten”, después de bracear derecha, izquierda aparte de mantener el equilibrio para no voltear el botecito, WOW, señores la paz vino a mi, esa tranquilidad en “medio de la nada” NO TIENE PRECIO, son 30 minutos de admirar la naturaleza y la oportunidad única para divisar una majestuosa montaña como lo es el Henrry Pitier.

 

   

 

Al regresar de esta maravillosa experiencia llena de buenas vibras, llegó el almuerzo del cual también se encarga Chalana de la mano con Los Brother, un establecimiento que ofrece comidas, bebidas y atención a los turistas, cabe recordar que todo debe ser cancelado previamente, ahora volviendo al punto, la comida fue pescado frito, arroz y tostones con ensalada rayada, mira que eso estuvo de rechupete, cómo dicen por ahí.

 

 

Algo sumamente curioso es que el tiempo en La Ciénaga, fue eterno, pues es tanta perfección que la noción la perdimos y es que disfrutamos de cada espacio y las experiencias de aquellos que hacen vida allí, y las vibras son tan dinámicas que ni el reloj hizo falta.

Al finalizar el día y retornar a La Boca, Chalana hizo enlaces con la gente del pueblo para que sus asistentes pudieran bañarse con agua dulce y ponerse cómodos para retornar a la ciudad. En Caracas el punto de llegada es de igual forma el Parque del Este que corriendo con la misma suerte en el camino llegarías entre las 8:00/9:00 PM y tras recibir un abrazo por parte de Alejandra y Jhonatan esperando volver a verte para una nueva aventura acaba una maravillosa experiencia.

 

 

Contenido gráfico / journalist_war

Contenido gráfico acuático / Chalana Tours