Lester Toledo: El Cachicamo y el Morrocoy

La verdad es que la gira internacional que está desarrollando el Presidente Encargado de Venezuela, Juan Guaidó, ha puesto de cabeza al régimen, allanamientos, persecución, secuestros, y pare de contar.

Desde que se les escapó la liebre, los cazadores no han dejado de cometer torpezas y errores, el cruce de acusaciones entre Rafael Ramírez y Jorge Rodríguez es apenas una muestra de ello.

Ver a Ramírez acusar a Rodríguez de cínico, de verdad que fue como ver a un Cachicamo llamando a un Morrocoy “conchúo”.

Todo comenzó con el “allanamiento” que el régimen fraguó para enturbiar la gira internacional de Guaidó, el psiquiatra del régimen, experto en montajes y falsos positivos, pretendió crear un vínculo entre Rafael Ramírez, expresidente de PDVSA y “enemigo” interno del régimen de Maduro, y el Presidente Juan Guaidó.

Pero, con lo que no contó el Psiquiatra Morrocoy era que el Cachicamo Ex Pdvsa le iba a salir respondón.

Vía Twitter se destapó la olla y comenzaron a sacarse los trapitos al sol. A la primera acusación, Ramírez le respondió a Rodríguez: «Jorge Rodríguez, eres el colmo del cinismo. Quien se hizo millonario con contratos eléctricos fue tu testaferro Majed Khalil (…). Eres un miserable».

Y las acusaciones no pararon, Rodríguez fue acusado de recibir junto a Maduro 40 millones de dólares provenientes de Brasil para la campaña presidencial de Hugo Chávez de 2012, dinero que no reportaron al entonces presidente. «Chávez no sabía nada, ustedes se los robaron. Cínico. Si quieres, hablamos de eso. También tengo las pruebas».

Otro trapito que le sacó Ramírez a Rodríguez fue el de ser cómplice de Alejandro Betancourt, uno de los investigados en Estados Unidos por lavar 1.200 millones de dólares de PDVSA. Le dijo Ramírez: «Alejandro Betancourt es socio de ustedes en Pdvsa con la empresa mixta Petrozamora y en la Faja con una empresa de maletín de Malta. Tengo las pruebas».

Lo cierto es que luego de esta andanada de acusaciones, a Rodríguez no le quedaron ganas de seguir señalando a nadie, so pena de que le presentaran las pruebas en su contra.

Ese es el dilema de los mentirosos y descarados, que como acusadores siempre terminarán acusados.

Y así como a Jorge Rodríguez, a todos los mentirosos patológicos del régimen, incluido al usurpador Nicolás Maduro, siempre le saldrá un Cachicamo que le devolverá las acusaciones y lo dejará en evidencia.

En esta historia, el Cachicamo y el Morrocoy no solo se parecen por tener el caparazón duro, sino además ambos son manipuladores, cínicos, mentirosos y corruptos.

Definitivamente a todo Morrocoy y a todo Cachicamo le llega su hora, y de eso se está encargando Juan Guaidó en su gira internacional, de sumar capacidades y fuerzas, de unificar apoyos para, de una buena vez, poner fin a la dictadura que tanto daño le ha causado a nuestro pueblo venezolano.

Mientras el Presidente Guaidó mantenga este periplo internacional, el régimen no cesará en su esfuerzos de enturbiar y crear falsos positivos en su contra, pero el pueblo no es tonto y siempre surgirá un Cachicamo que le cante sus verdades y lo deje al desnudo, tal como Ramírez le replicó al Psiquiatra mentiroso.

@LesterToledo