El historial amoroso de Pamela Anderson, la mujer de cinco matrimonios, 14 portadas de “Playboy” y un video íntimo

Pamela Anderson tuvo sonados romances con “chico malos” como Tommy Lee (d) y Kid Rock (i)

 

 

Pasó por cuatro matrimonios fallidos, fue víctima de la filtración de un video íntimo con ella como protagonista que le dio la vuelta al mundo, sufrió agresiones e infidelidades de sus parejas y aun con todo eso, Pamela Anderson se siente una mujer afortunada.

Por: Infobae

La “conejita” con el récord de más apariciones en Playboy (14 portadas y 15 sesiones fotográficas) se casó por quinta vez y por una de aquellas extrañas coincidencias que le dan magia a la vida, fue precisamente en la mansión Playboy donde conoció a su nuevo esposo, el productor Jon Peters.

El encuentro ocurrió a mediados de la década de los 80, cuando Pamela no había cumplido ni siquiera 20 años. La joven recién se había mudado de Canadá a Los Ángeles para tratar de forjar una carrera en el mundo del entretenimiento.

“Entré y en el bar vi sentado a ese pequeño ángel. Era Pammy. Tenía como 19 años. Sabía que sería una gran estrella”, recordó Peters en 2017, en una entrevista para The Hollywood Reporter.

“Terminamos viviendo juntos. Por supuesto, Hefner la amaba y vio su belleza. Pamela era una chica que era hermosa sin maquillaje. Era muy lista y talentosa”.

Peters trató de sacar a Anderson del mundo de Playboy. “Enfócate en una carrera seria”, le dijo, pero Pamela estaba decidida a triunfar como conejita y vaya que lo logró.

De aquella época, Peters -quien ahora tiene 74 años- recordó que Pamela era también una chica ambiciosa que sabía lo que quería y además tenía claro cómo conseguirlo.

“Era como la primera Kardashian. Ella es muy inteligente. Ella crió a dos hijos sola. Ella era golpeada todo el tiempo por ese tipo, Tommy, como se llame. La recogí muchas veces de la oficina de su abogado y la llevé con sus hijos y la escondí en Aspen durante un mes porque el tipo la estaba golpeando”, narró Peters sobre el vínculo que mantuvo con Anderson.

Puedes leer la nota completa en Infobae