Las condiciones deseadas por las grandes petroleras para volver a invertir en Venezuela

Fotografía del 28 de noviembre del 2019 donde se observan balancines petroleros abandonados, en el sector R1 de Cabimas, estado Zulia (Venezuela). | Foto EFE/ Miguel Gutiérrez

 

Para volver a invertir en Venezuela, ocho compañías petroleras extranjeras consideran esencial que se levanten las sanciones impuestas por Estados Unidos, tener un marco fiscal favorable y un panorama de estabilidad política.

Por DMB | lapatilla.com

Estas fueron las conclusiones a las que llegó un informe publicado el miércoles por el centro de pensamiento Diálogo Americano sobre el papel de las grandes empresas de petróleo occidentales en la recuperación de la industria en el país con las mayores reservas de crudo del mundo, según la OPEP.

El petróleo comprende más del 90% de las exportaciones de Venezuela y es la principal fuente de ingresos del país. Sin embargo, la producción de crudo ha disminuido drásticamente: de 2,1 millones de barriles al día en el 2017 a 700,000 en noviembre del 2019.

Según el informe, basado en entrevistas con las ocho “grandes” empresas petroleras, debido a la crisis que atraviesa la estatal Petróleos de Venezuela —envuelta en escándalos de corrupción y sancionada por EE.UU.— “las compañías de petróleo internacionales serán la clave para aprovechar los recursos petroleros del país”, escribieron los autores.

Este nuevo informe preparado por el programa de Energía, Cambio Climático e Industrias Extractivas de The Dialogue, encuentra que las condiciones clave para que la mayoría de las empresas impulsen la inversión son el levantamiento de las sanciones de EE. UU., un marco regulatorio y fiscal favorable, un sentido de estabilidad política y soluciones para abordar los cuellos de botella de infraestructura, la falta de capital humano, preocupaciones de seguridad y riesgos y responsabilidades ambientales y de seguridad.

Las condiciones fuera de Venezuela, incluida una perspectiva de suministro global altamente competitiva, las preocupaciones sobre el petróleo con alto consumo de carbono y un reequilibrio de los mercados petroleros desde que se impusieron las sanciones de Estados Unidos, también afectarán las decisiones de inversión.

Además, casi todas las compañías encuestadas acordaron que habría una barra más alta para invertir en Venezuela como un nuevo ingreso al país que aumentar la inversión si ya están operando en el país.

Los autores concluyen que el régimen fiscal diseñado por un nuevo gobierno tendrá que ser más flexible y reducir el precio de equilibrio de la extracción de petróleo en el país para compensar una serie de costos y riesgos que no están presentes en otras regiones productoras. Además, un nuevo gobierno tendría que enviar una señal de que habrá estabilidad política y certeza regulatoria a largo plazo.

Los autores también encuentran que existen numerosos desafíos para recuperar el sector petrolero de Venezuela, y tomará meses o incluso años para que ingresen cantidades sustanciales de inversión, por lo que será clave gestionar las expectativas de la población y encontrar fuentes alternativas de ingresos.

“Los únicos que tienen el capital para revivir la industria son las grandes compañías”, dijo a la Voz de América (VOA) Jorge Piñon, director del Centro de Políticas Internacionales de Energía y Medio Ambiente de la Universidad de Texas, EE.UU.

Aumentar la producción de Venezuela a 2,6 millones b/d en diez años requeriría gastos de capital de $ 90 mil millones de dólares y gastos operativos de $ 122 mil millones de dólares, según la firma IDP Latin America.

Sin embargo, todas las empresas consultadas por The Dialogue aseguraron que el fin de las sanciones era una condición previa para considerar invertir de nuevo en el país suramericano. “[Las sanciones] están haciendo que sea muy difícil para cualquiera operar en el país”, dijo a la VOA Lisa Viscidi, una de las autoras del informe.

Estados Unidos ha dejado claro que su objetivo con las sanciones es presionar la salida del poder del presidente en disputa Nicolás Maduro, por lo que un escenario en el que haya un cambio en la política exterior bajo el actual gobierno es poco probable.

“Si tú le haces la situación un poco más viable a las compañías internacionales, esperamos que ellas inviertan esas nuevas ganancias en incrementar la producción”, explicó Piñon a VOA y añadió que la medida beneficiaría a un nuevo gobierno “a largo plazo”.

Los impuestos, sin embargo, no serán el único reto; también tendrán que solventar el hecho de que para poder extraer crudo de Venezuela, las empresas deberán hacer grandes inversiones en infraestructura.

Vea a continuación el informe completo de Diálogo Americano “Reviving Venezuela’s Oil Sector: The Role of Western Oil Majors” (en Inglés)

The Dialogue Vzla Oil Sector ENE2020 by La Patilla on Scribd