Los venezolanos han acumulado experiencias útiles para tiempos del Covid-19

Un hombre usa una máscara facial mientras compra en un mercado municipal como medida preventiva contra el nuevo coronavirus, COVID-19, en Caracas el 18 de marzo de 2020. (Foto de Federico Parra / AFP)

 

El gobierno en disputa de Nicolás Maduro ordenó la cuarentena colectiva de 30 millones de ciudadanos en Venezuela, prohibió el ingreso de vuelos de Colombia, Europa, Panamá y República Dominicana, y suspendió los vuelos regionales.

Por Gustavo Ocando / VOA

Otros países, como Perú y Argentina, han aplicado restricciones similares para frenar los contagios. Tales dinámicas implican la interrupción de las rutinas de millones de ciudadanos y su consecuente exposición a retos emocionales y psicológicos de envergadura, según expertos consultados por la Voz de América.

Abel Saraiba, psicólogo y psicoanalista, recuerda que los venezolanos han atravesado “situaciones difíciles” que han desafiado su supervivencia y resistencia, como el Gran Apagón de marzo de 2019, que dejó sin electricidad durante días al 90 por ciento del país.

El experto puntualiza que eventos de trauma social, como ese, llevaron a los venezolanos a someterse a “nuevos escenarios de privación y carestía”, más complejos de lo que acostumbraban.

“De alguna manera, tenemos una experiencia previa gestionando situaciones de emergencia que puede ser de gran utilidad. Muchos países hoy recién están experimentando lo que significa el desabastecimiento o estos estados de incertidumbre”, observa Saraiba.

Diagnostica que el venezolano ha aprendido, en medio de su crisis rutinaria, a administrar los alimentos y recursos que tiene a mano en momentos de penuria.

El psicólogo, coordinador del programa Creciendo sin violencia de la oenegé venezolana Cecodap, acota que la pandemia del COVID-19 es inédita. Y por lo tanto, nadie, a su juicio, está plenamente preparado.

Saraiba reflexiona que “la ventaja” de otros países es tener servicios básicos ininterrumpidos. En Venezuela, acota, ese beneficio está en vilo hasta en la misma capital, Caracas.

 

Leer más en: VOA