La energía en Mérida: Entre la leña y los paneles solares

Pioneros como José Santos hacen algo que es puro sentido común, pero es visto como algo raro
Foto: José Santos | Foto: Vía Cinco 8

 

En lo profundo de las montañas de Mérida el día amanece nublado, lejos de la pandemia. Un hombre se prepara un café y el desayuno cerca de una planta de energía solar, mientras espera la visita de la escuela de la comunidad. Los niños le ayudarán a limpiar, desmalezar y ordenar la estación.

Por: Liliana Rivas | Cinco8

Repasa la explicación que ha dado a los alumnos, agregándole un toque mágico que motive a los niños a ver la importancia de su trabajo interesarse por preservarlo.

Su nombre es José Santos y es el operador energético de un sistema híbrido de generación de electricidad a partir de la radiación lumínica del sol, que usa células fotovoltaicas y turbinas eólicas, y refuerza el proceso con generadores a combustible fósil.

Este sistema suministra electricidad a la comunidad del Páramo de los Conejos, específicamente a Las González, su aldea más habitada. La planta forma parte del programa gubernamental Sembrando Luz, un proyecto de Fundelec, que llevó electricidad a las comunidades rurales entre 2005 y 2015. José se encarga del mantenimiento preventivo y predictivo.

 Lee la nota completa en Cinco8