Venezuela, sin suficientes pruebas de coronavirus para atender a toda la población

Un médico con una máscara protectora camina después de una entrevista en el barrio de bajos ingresos de Las Mayas, a medida que aumentan los casos en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), en Caracas, Venezuela, 14 de julio de 2020. Fotografía tomada el 14 de julio de 2020. REUTERS / Manaure Quintero

 

 

En Venezuela no hay suficientes pruebas de coronavirus para atender a toda la población. Ese es el análisis que se desprende del gremio médico al ver cómo, en las últimas semanas, se han registrado múltiples denuncias de personas que aseguran que hay muchos centros centinelas en donde no se están haciendo pruebas de ningún tipo.

Por: Osman Rojas || La Prensa de Lara

René Rivas, presidente del Colegio de Médicos en el estado Lara, explica que el problema radica en la nula comunicación que el Gobierno nacional tiene con la comunidad científica. “No sabemos cuántas pruebas se están haciendo porque las autoridades no dicen con cuántos test se cuenta. Esa es la realidad”, dice.

Desde el pasado 13 de marzo, cuando se detectó el primer contagio en Venezuela, los médicos han denunciado esta realidad. De acuerdo a lo explicado por la comunidad científica, el país no cuenta con laboratorios para procesar pruebas PCR (análisis mucho más directos) y los test rápidos que están llegando están siendo entregados sólo en algunos hospitales.

“Estamos mandando todo a Caracas y eso es por la poca capacidad de respuesta que hay en los demás estados”, apunta Rivas.

La falta de pruebas para el descarte de coronavirus se evidencia en el retraso que hay con la aplicación de estos exámenes a personas que laboran en los centros públicos. De acuerdo a lo que dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), al personal sanitario se le debe hacer pruebas cada siete o diez días; sin embargo, en Venezuela hay hospitales que presentan retrasos de hasta un mes en estos controles.

“El personal sanitario debe ser priorizado y eso no está pasando”, denunciaba el doctor Édgar Capriles, integrante de la comisión científica nombrada por la Asamblea Nacional.

Lo que más preocupa a los médicos es la necesidad de empezar a aplicar pruebas a gran escala en el país. De acuerdo a lo explicado por diversos especialistas, durante los meses de septiembre y octubre Venezuela podría estar alcanzando picos importantes en la curva. La única forma de confirmar esto es haciendo pruebas de forma masiva en todo el país.

César Ribas, médico epidemiólogo, señala que, en estos momentos, se hace mucho más necesario la aplicación de pruebas en todas las comunidades, pues la estrategia de flexibilización intersemanal adoptada por la dictadura chavista es caldo de cultivo para la proliferación de casos.

“Las medidas que se tomaron las primeras semanas del mes de marzo son las que hay que tomar ahora. Es ilógico flexibilizar la cuarentena en medio de un alza de casos comunitarios, pero en vista de que el régimen apuesta por permitir a las personas siete días de flexibilización es necesario garantizar a las personas pruebas de forma permanente en sus comunidades”, dice.