Humberto Prado condena la privativa de libertad contra Roland Carreño

Humberto Prado

 

 

 

El Comisionado Presidencial para Derechos Humanos y Atención a las Víctimas ,Humberto Prado, condenó este jueves la detención arbitraria del periodista Roland Carreño a manos de funcionarios de la dictadura de Nicolás Maduro.

CCN

La Comisión Presidencial para DDHH denunció en un primer momento que los abogados defensores, amigos y familiares de Roland Carreño les había sido negado el derecho de constatar el estado físico y mental en la que se encontraba el periodista.

Ante esto, la Comisión Interamericana de DDHH solicitó al régimen brindar información del paradero de Carreño, así como también pidió que si debía ser presentado ante la Justicia, que fuera ante un tribunal “competente e independiente”.

 

El abogado Joel García notificó que la Audiencia de Presentación de Carreño culminó a las 12:39 de la madrugada y la fiscalía del régimen precalificó los delitos de conspiración, financiamiento al terrorismo y tráfico de armas.

“La audiencia culminó en la madrugada. Horas antes el SNTP, había informado que Carreño sería presentado en el tribunal 4to de Terrorismo, luego de que el fiscal del régimen Tarek William Saab, lo señalara promotor de acciones violentas”, agregó García.

Asimismo, Prado destacó que este tipo de acciones confirma el patrón de ataques, mencionados recientemente en los informes emitidos por la ACNUDH y la Misión de Determinación de Hechos Sobre Venezuela de la ONU.

De igual forma, recordó que la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los DDHH, Michelle Bachelet, en los diferentes informes emitidos por su oficina sobre Venezuela documentó agresiones contra opositores políticos, manifestantes y periodistas, sin que las fuerzas de seguridad actuarán para evitarlo.

Por último, el representante del Gobierno Legítimo informó que se encuentra documentando este nuevo ataque contra los periodistas y que dicho hecho ya es de conocimiento de la oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, la CIDH y MESEVE.