Bacterias carnívoras invaden nuevamente las playas de Texas

Nuevo Herald

 

El regreso de la bacteria carnívora no es el nombre de una mala película de ciencia ficción, sino una descripción exacta de lo que está ocurriendo en la costa de Galveston, Texas.

Por: independentespanol

Según News4 San Antonio, un experto en salud de Galveston está advirtiendo a los lugareños que la bacteria carnívora ha vuelto.

En los últimos años, numerosas historias de Texas se han hecho virales, todas ellas siguiendo un patrón similar: alguien se hace un corte inocuo o una lesión de penetración similar, luego se expone al agua salada, y más tarde informa de que sufre una horrible bacteria carnívora.

La historia de Darrell Dunn no es diferente.

Dunn dijo a News4 que después de que un accidente con un carrito de golf le aplastara la pierna y lo enviara al hospital, fue enviado a casa con una herida que no había sido limpiada adecuadamente.

Recuerda que todavía tenía arena en la pierna, cerca de donde se encontraba la herida. Por desgracia para él, las bacterias -que probablemente entraron en la herida en el momento de la lesión- ya habían empezado a infectarle.

Han pasado dos meses desde su accidente y Dunn sigue recibiendo tratamiento para la bacteria.

En los casos graves o si no se trata, la bacteria carnívora -llamada Vibrio vulnificus- puede provocar amputaciones o incluso la muerte.

Dunn sugirió a los padres de la región que estuvieran atentos a cualquier raspadura que vieran en sus hijos.

“Tengan más cuidado si sus hijos se raspan con una concha marina o algo así”, comentó Dunn. “Tómenlo más en serio porque podría causar más problemas en el futuro. Porque seguro que a mí me ha causado más problemas”.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los síntomas de una infección por Vibrio pueden manifestarse entre 12 y 72 horas después de la exposición inicial.

El Dr. Alfred Scott Lea, profesor de enfermedades infecciosas de la UTMB de Galveston, calificó la infección de “extremadamente agresiva”.

“Es una infección grave”, calificó. “Lo peor es que es tan rápidamente progresiva que aparecerá y matará a una persona en 24 horas si no se tiene cuidado”.

Según el Dr. Lea, en Galveston se producen aproximadamente entre seis y ocho casos de bacterias carnívoras al año. Este año ya se han registrado dos casos en el condado.