El problema físico de Verstappen por el violento accidente en Silverstone

Max Verstappen abandonó la carrera y fue trasladado al centro médico del circuito (Reuters)

 

El fin de semana dejó un inesperado accidente en el mundo del automovilismo protagonizado por Max Verstappen y Lewis Hamilton durante la primera vuelta del GP de Gran Bretaña. El choque entre ambos terminó con la carrera del neerlandés, cuyo vehículo quedó destrozado al estrellarse contra las defensas del Circuito de Silverstone, mientras que el británico se llevó la victoria.

Por Infobae

Afortunadamente, el piloto de Red Bull pudo salir por sus propios medios del monoplaza aunque dolorido y ligeramente conmocionado. Se subió a la ambulancia y fue trasladado al centro médico de la pista para descartar cualquier tipo de lesiones graves.

Un día después de ese incidente que sembró la polémica en la Fórmula 1, el asesor de la escudería austríaca, Helmut Marko, reveló el estado en el que se encuentra Mad Max: “Todavía se queja de rigidez en el cuello” y descartó cualquier tipo de venganza hacia Mercedes

“El domingo estuvo acompañado por su padre. Jos también pasó la noche con él en un hotel, para estar seguros. Esperábamos que todo su cuerpo se sintiera rígido después de este increíble impacto de 51G. Por suerte, sólo le duele el cuello, pero por lo demás está bien”, comentó en diálogo con el canal de televisión RTL de Alemania.

“Una persona normal no sobreviviría a un impacto tan fuerte de 51G. Por supuesto que está muy bien entrenado y eso también jugó un papel importante para salir con sólo el cuello dolorido”, añadió el ex corredor de 78 años.

Posteriormente, en una entrevista con diario austriaco OE24, agregó: “Max está de vuelta en Montecarlo, su fisioterapeuta está trabajando con él. Pensé que no podría moverse durante un par de días”.

Durante la conversación con ambos medios, Marko aseguró que, “ciertamente no apuntaremos a una venganza u otras estupideces. No llegamos a ese nivel”, y reconoció que están “a favor de las carreras duras pero justas. No acciones irresponsables, y así es como clasificamos la acción de Hamilton”.

“La relación se volverá aún más tensa. Es emocionante para los aficionados, pero nos comportaremos dentro de los métodos deportivos justos”, sentenció Marko antes de expresar su descontento por el comportamiento de Toto Wolff, director de Mercedes.

“(Wolff) irrumpió en la oficina de control de carrera inmediatamente después del accidente para contar la versión de Mercedes. Es un lugar neutral, así que nos molestó que intentara influir en ellos”.

Verstappen y Hamilton protagonizarán otra batalla por el primer puesto de la clasificación el domingo 1 de agosto. Los principales pilotos de la categoría se verán las caras en el GP de Hungría, en el que el británico se alzó con la victoria durante los últimos tres años.