Un “lujo” impagable: tachirenses olvidaron el sabor del plátano ante la pobreza que aniquila sus bolsillos

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

 

 

 

En San Cristóbal, un kilo de plátano verde o amarrillo ronda los 3.000 pesos colombianos (0.80 dólar), costo similar al de este rubro en Bogotá, Colombia. El alto precio obliga a los tachirenses a sustituir el plátano por el guineo.

Por Anggy Polanco

Yesenia Montilva, habitante de la capital del Táchira, relató que ha tenido que cambiar su hábito de alimentación, pues ya no puede consumir plátanos verdes o maduros, y por esta razón ahora compra guineos o topochos.

“Uno viene a comprar verduras y mínimo se le van 70.000 pesos (19 dólares) para comprar lo de 15 días”, expresó Montilva.

Montilva dijo que ha tenido que reducir las cantidades de verduras que compra, pues anteriormente compraba de a kilos, y ahora lleva de medio kilo y “de a cuartico”, para rendir el dinero, por lo que considera que se requieren de 150.000 pesos (40 dólares) para solo abastecer de verduras y hortalizas al hogar.

Silvestre Mayorca, un vendedor de verduras y hortalizas situado frente al Mercado Pequeños Comerciantes, narró que “el alza de todos los productos es consecuencia del mismo gobierno, porque no hay insumos para que la gente trabaje”.

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

Señaló que el precio de todas las verduras han subido en un 50%, mientras que los más golpeados son los consumidores. Por eso las ventas se han reducido en un 300%.

“El plátano, que llaman bueno, cuesta 3.000 pesos, hace un año valía 1.000 pesos el kilo. Ahora la gente compra guineo que es lo más barato que se consigue”, expuso el vendedor.

Mayorca relató que los clientes le expresan que los plátanos ya cuestan lo mismo que en Colombia, uno de los rubros que se caracterizó por mantener un bajo costo en comparación al que se manejaba en el vecino país, incluso era llevado de contrabando, pero ahora más bien es ingresado desde Colombia a territorio venezolano, porque resulta más económico.

“El plátano está tomando el precio justo”

El ingeniero agrónomo, José Urdaneta, especialista en producción de plátanos de la zona Sur del Lago de Maracaibo, el corazón de la producción nacional, explicó que el precio del rubro está tomando su valor real en el mercado, pues la referencia del precio al detal se rige por el 70% de lo que cuesta un kilo de harina de maíz.

Pero desde el comienzo de la pandemia, la zona Sur del Lago ha venido sufriendo por las lluvias e inundaciones, así como por el abandono de los precios, el alto costo del combustible y de los insumos agrícolas, expuso.

Algunos productores deben usar motores para drenar el agua de las fincas, lo que implica mayor consumo de combustible.

Producción en picada

El agrónomo señaló que existe una ligera recuperación de la demanda de plátanos, mientras que en el Sur del Lago se registra una caída de la producción del 80%, cuya oferta fue cubierta por otras zonas productoras del país durante algunos meses.

“El año pasado cuando ocurrió algo parecido, entró plátano colombiano al país a través de El Nula. Les hacían guías como si fuera producido en el país… plátano muy bueno y económico”, señaló.

En comparación a los precios que se manejan a nivel internacional en Ecuador, el precio del plátano a nivel productor está a 0.35 dólares, indicó Urdaneta, pero en Venezuela está a 0.45 dólares, lo que quiere decir que a precio de campo está más caro, pero se prevé que sigan aumentando los costos de este tipo de rubro a nivel mundial, en vista del alto precio de los agroinsumos.