Las irregularidades rondan la desaparición de seis marinos venezolanos en aguas colombianas

 

Seis marinos están desaparecidos desde el pasado 21 de mayo, cuando la embarcación en la que regresaban de cubrir una ruta comercial desde Aruba a Colombia, presuntamente zozobró a unas dos horas de llegar a su destino en el puerto de Santa Marta, Colombia.

Corresponsalia La Patilla

Los seis marinos son venezolanos, uno de Sucre, otro de Margarita y el resto de Falcón. De este hecho hay un sobreviviente y un zuliano que se bajó de la embarcación poco antes de que suscitara el accidente.

A un día de que Guardacostas Colombia, suspenda la búsqueda marítima, los familiares se concentraron en Punto Fijo estado Falcón, para escuchar la declaración del sobreviviente que llegó el pasado martes a su casa en Amuay, municipio Los Taques.

Este sábado se reunieron para exigir a las autoridades venezolanas que se hagan los enlaces con el vecino país para que se coordine una búsqueda, también que se haga una investigación profunda sobre los hechos ya que todo está muy confuso y no descartan ninguna hipótesis.

No hay rastros de los tripulantes ni de la embarcación

 

 

Los familiares no creen en la versión que cuenta el único sobreviviente, ya que en la embarcación viajaban ocho marinos de gran trayectoria, todos con más de 30 años de experiencia en el intercambio comercial marítimo y en la pesca en sus diversas áreas.

Juan Carlos Sánchez es el único sobreviviente, contó que dos horas antes del accidente tomó su turno de resguardo mientras que los otros seis se fueron a descansar en los camarotes; mientras que una octava persona, identificada como Carlos Mancilla, habitante del estado Zulia, habría llamado una lancha para que lo sacará del lugar porque tenía problemas familiares.

Una hora después que su compañero abandonó el barco, sintió como la embarcación se fue de lado y posteriormente una ola lo volteó en minutos. “Con los ojos cerrados y tocando las cosas salí del lugar, nadé y nadé hasta darme cuenta que había salido del barco. Vi un pedazo de madera y floté sobre ella, llamando a mis compañeros, pero ninguno salió. Minutos después se activó la balza, nadé hasta ella, lancé bengalas pero no tuve respuestas. Fue hasta el amanecer que me rescataron unos pescadores cerca”, dijo.

Lo llevaron hasta la Guajira Colombiana, donde la tribu le prestó un teléfono y pudo comunicarse con su esposa quién dio parte a las otras familias del estado Falcón. Los de otras zonas se enteraron por terceras personas que conocen a los marinos y la voz se regó por varios puertos.

 

 

El dueño de la embarcación hizo todo para que Juan Carlos regresará ese mismo día a su casa. Entró a Venezuela por Zulia y llegó a su pueblo pesquero. Reconoció en rueda de prensa, que Guardacostas Colombia le hizo una entrevista para conocer las coordenadas del hecho para buscar la embarcación, pero este decidió no volver a otra embarcación por sentirse aturdido.

La familia de los desaparecidos le piden explicación de por qué no pidió apoyo para rescatarlos al momento que llegó a tierra y en vez de ayudar a sus compañeros decidió dejarlos en otro país y regresar a Venezuela; Juan Carlos Sánchez, asegura estar muy aturdido por lo sucedido. Las familias también han intentado comunicarse con el marino que se bajó de la embarcación poco tiempo antes del accidente, pero aunque en un principio respondió el celular, ya hace caso omiso.

La empresa tampoco dio información a los familiares de la embarcación desaparecida ni se responsabilizó por este hecho, por lo que piden que se abra una investigación sobre ellos y se descubra lo que pasó la noche del 21 de mayo.

Arcangel Miguel es una embarcación de cabotaje que estaba registrada en el puerto de Las Piedras, municipio Carirubana del estado Falcón, perteneció al intercambio comercial entre las islas neerlandesas y Falcón, situación que terminó con el cierre de frontera decretado por el régimen de Nicolás Maduro, lo que hizo que esta y otras embarcaciones migraran a Colombia para continuar con el comercio internacional, aunque es una ruta más larga y peligrosa.

Los desaparecidos son José Antonio Salazar Malvar de 68 años, habitante de la Isla de Margarita; Ledi Rafael Mata, residenciado en el estado Sucre y los de Falcón, José Alberto Sánchez de 52 años; Andry Jose Narvaez Sanchez de 42 años; Lino Alberto Gómez de 50 años y Jose Manuel Vizcanio de 54 años.

Las familias emitirán una demanda contra la empresa por haber abandonado a sus marinos, también esperan poder viajar a Colombia en busca de respuestas; por lo que piden a las autoridades venezolanas hacer una búsqueda e investigación sobre este hecho.

Colombia emitió un alerta de búsqueda, que según familiares culmina mañana domingo, al no haber encontrado ningún rastro del suceso. También el Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos alertó a las embarcaciones sobre la desaparición de este polivalente y sus seis tripulantes desaparecidos.