Abultadas tarifas de servicios públicos y desidia del chavismo ahogan a las empresas en Sucre

Abultadas tarifas de servicios públicos y desidia del chavismo ahogan a las empresas en Sucre

 

 

 





El estado Sucre, ubicado al oriente de Venezuela, es una región con muchas bondades y un gran potencial para desarrollar, sobre todo en el sector turístico y pesquero. Sin embargo, esto luce distante cuando conoces lo deprimida que está su economía y la lista de adversidades que enfrentan los hombres y mujeres que deciden apostar al progreso de la entidad.

Víctor Federico González // Corresponsalía lapatilla.com

Desde la escasez de gasolina, la inseguridad, la precariedad de los servicios públicos y hasta los bajos salarios o la desidia gubernamental, son tan solo algunos de los factores que inciden en el desenvolvimiento de los distintos actores económicos y sociales del estado oriental.

Son reiterados los reclamos de los empresarios, los gremios y hasta la misma ciudadanía, incluso, en escenarios donde han coincidido con autoridades regionales y nacionales. Los sectores productivos han abordado los múltiples problemas que afrontan, pero hasta ahora no ha sido posible solventarlos.

¿Qué pide el gremio empresarial?

Para el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Cumaná, Abelardo Kasabji, los servicios públicos son “un gran golpe” para los empresarios de la capital sucrense. Afirmó que desde las tarifas hasta el acoso de los funcionarios por cobrar son problemas que actualmente enfrentan.

En este sentido, señaló que desconoce cómo se calculan las tarifas de esos servicios. “No existe una organización en esa estructura de costo del consumo de nuestras empresas”, indicó.

“Recibo múltiples mensajes de empresarios que se sienten atropellados con esta situación. En días anteriores, hemos participado en reuniones donde se han materializado las zonas económicas. Felicitamos esta hazaña, en verdad nosotros sin dejar espacios vacíos, hemos asistido y dado nuestro granito de arena, pero hay una controversia, notamos que ya ha salido Corpoelec a llamar a una autogeneración eléctrica por los problemas que hay. ¿Queremos incentivar las industrias, pero no tenemos cómo generar electricidad? No sé qué pensar al respecto”, expresó Kasabji.

Asimismo, reveló que el 90 % de los empresarios cumaneses están trabajando en un 50 % de su capacidad instalada. “Queremos hechos y que se materialicen las Zonas Económicas Especiales en Sucre. No queremos más promesas, queremos trabajar”, añadió.

A juicio del dirigente empresarial, ni Cumaná ni el estado Sucre pueden ser comparados con Distrito Capital o municipios que realmente tienen actividad económica. “No pueden pensar que el municipio Sucre tenga los mismos lineamientos que esas zonas del país. Cumaná está bastante golpeada, vean el abandono que tiene sus zonas industriales y se darán cuenta”, aseveró.

Por otro lado, reclamó que funcionarios de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) o de la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) vengan a la entidad desde Caracas o Anzoátegui a tomar decisiones sin conocer o estudiar bien la realidad de Cumaná.

Centros comerciales en quiebra

Los pocos centros comerciales que existen en la capital sucrense también se ven asediados por la precariedad y los altos costos de los servicios públicos. Aunado a la falta de poder adquisitivo de los ciudadanos para consumir o generar grandes transacciones en los establecimientos comerciales. Así lo revelaron representantes de los principales centros comerciales de la ciudad.

Según Albertina Ferreira, integrante de la directiva del C.C. Marina Plaza, han realizado un gran esfuerzo por levantar este recinto que se ha visto severamente golpeado en los últimos años. “Ha isdo una experiencia de acoso y amenazas por parte de Hidrocaribe. El costo de la factura de octubre del año pasado fue de 5.000 bolívares y este mes fueron más de 52.000 bolívares”, detalló.

Afirmó que han hecho distintos reclamos a las autoridades de las instituciones, pero la respuesta que siempre reciben es que “no procede, porque es una orden que proviene de Caracas”. Ferreira destacó que la desocupación del centro comercial alcanza el 50 %.

“Lo increíble de todo, además de que hagan caso omiso, es que solo tenemos agua tres días a la semana y la mayoría de los locales no tienen baño”, agregó.

Por otro lado, Luis Landa, representante del C.C. Cumaná Plaza, refiere que hasta los amenazan con cortar los servicios. “Pareciera que se trata de cobros selectivos, por cobrar más caro a todo el mundo. Las instituciones se la pasan metida en el centro comercial para ver en qué te equivocas y multarte (…) No tienen los criterios adecuados, pareciera que no hay criterio técnico, parece más político el cómo actúan. Estamos en un mundo en el que lo político priva los criterios, y los que producimos somos los enemigos, cuando no es así”, dijo.

Posición de la Cámara de Turismo

La presidenta de la Cámara de Turismo del estado Sucre (Ctur Sucre), Cecilia Sucre, indicó que “ya basta de cerrar las puertas de negocios por los altos costos de los servicios públicos. Midan y comparen nuestro estado, se darán cuenta que no estamos igual que las otras regiones del país, pese a nuestras potencialidades”.

“Tomen en cuenta los 15 municipios de la región, no pueden tener la misma tarifa de cobro de los servicios públicos. La parte turística ha tenido porcentajes muy bajos de actividad en los últimos meses”, añadió.

Asimismo, pidió que Corpoelec aplique el plan “Borrón y Cuenta Nueva” en la región oriental.

Gremios profesionales respaldan

“Se deshumanizaron los servicios públicos, se deshumanizó el proceso de ver que hay detrás de cada realidad”, afirmó la vicepresidenta del Colegio de Economistas del estado Sucre, Reina Gedeón.

La economista consideró que el gremio empresarial y los ciudadanos están pagando los altos niveles de corrupción que existen en Venezuela. “¿Cómo justifica Corpoelec o quien paga las luminarias que pasan 12 horas prendidas durante el día en la ciudad? ¿Quién paga? Hablamos de los altos costos, pero también de la ineficiencia de los servicios. Es difícil alzar cabeza con esta realidad que tenemos en Venezuela”, argumentó Gedeón.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos de la entidad, Rafael Peroza, manifestó su respaldo a la lucha de los empresarios. “Somos una institución sin fines de lucro, que vivimos de los aportes de nuestros agremiados, quienes tienen salarios de pobreza, a veces no llegan ni a 60 dólares”, comunicó.

“¿Cuáles son las consecuencias? Que lo que recibimos como aporte mensual no alcanza para pagar las excesivas tarifas del agua. Pagar 250 dólares en una institución que ni siquiera goza del servicio, es inaudito”, explicó el profesional de la salud. “No es que no queremos pagar, es que no podemos pagar”, dijo.