Informe de energía y petróleo: Negociaciones en Medio Oriente debilitan prima de riesgo del petróleo

 

El sentimiento negativo del mercado también fue reforzado por el incremento de 1,2 millones de barriles en los inventarios de crudo de EE. UU., y el regreso a operación de las dos refinerías que habían sufrido paradas no planificadas.





Por Juan Szabo y Luis A. Pacheco en La Gran Aldea

Febrero comenzó con noticias, no del todo firmes, acerca de un inminente alto el fuego y de un intercambio de prisioneros entre Israel y Hamás que arrastraron los precios del petróleo a la baja. El mercado interpretó que este potencial freno a las hostilidades, probablemente, aliviaría la tensión geopolítica en el mar Rojo y los riesgos de suministro. La noticia emanada de la última reunión del panel ministerial de la OPEP+ de que no revisarían su estrategia de cortes hasta marzo, también contribuyó con el debilitamiento de los precios. El sentimiento negativo del mercado también fue reforzado por el incremento de 1,2 millones de barriles en los inventarios de crudo de EE. UU., y el regreso a operación de las dos refinerías que habían sufrido paradas no planificadas.

Medio Oriente

El jueves 1, Majed al-Ansari, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Qatar, dijo que había esperanzas de “buenas noticias” de que se podría alcanzar un alto el fuego “en las próximas dos semanas” entre Israel y Hamás. De finalmente materializarse esta noticia, llevaría a un intercambio que liberaría a todos los rehenes civiles israelíes a cambio de varios centenares de presos en manos de Israel, durante una tregua que duraría seis semanas. Un elemento clave en esta negociación es la inclusión de garantías de que los ataques de los hutíes contra el transporte marítimo comercial sean parte de cualquier acuerdo, tema que, al cierre de esta nota, luce bastante improbable.

Podemos concluir que los elementos geopolíticos y de mercado de esta semana, se convirtieron, por un instante, en la imagen espejo de los de la semana pasada y los precios reaccionaron en consecuencia.

Pero las tensiones regionales no han cedido, por el contrario, podrían estar exacerbándose. Mientras los mercados se preparaban para su cierre semanal, EE. UU. inició ataques contra blancos en Irak y Siria en represalia a los tres soldados muertos en el ataque con drones a su base en Jordania. Se atacaron 85 objetivos en Irak y Siria, que incluían centros de comando y control, centros de inteligencia, cohetes y misiles y almacenes de vehículos aéreos no tripulados, así como también instalaciones logísticas y de cadena de suministro de municiones de grupos de milicias patrocinados por la Guardia Revolucionaria de Irán.

El sábado 3, los EE. UU. y el Reino Unido atacaron 36 objetivos hutíes en 13 lugares en el Yemen, en un esfuerzo por “perturbar y degradar las capacidades” que los hutíes han utilizado para atacar barcos en el mar Rojo.

El viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, afirmó el jueves, tras participar en la reunión de la OPEP+, que la situación en el mercado del petróleo es estable, lo que deja pocas dudas de que el cartel no actuará hasta su próxima reunión.

Otros desarrollos

En el ámbito económico, hubo otros anuncios que creemos dan señales de las tendencias globales, pero que no impresionaron a los actores del mercado petrolero:

  • El lunes 29 de enero, un tribunal de Hong Kong ordenó la liquidación de China Evergrande, el promotor inmobiliario más endeudado del mundo. Más de un millón de personas en China han pagado a la empresa por viviendas que nunca se construyeron. Este último acontecimiento es una señal de los complicados problemas que acechan la economía china y su recuperación.

  • Saudi Aramco dijo esta semana que los líderes de Arabia Saudita le ordenaron detener el trabajo para ampliar su capacidad máxima sostenible a 13 millones de barriles por día, manteniéndola en lugar de 12 millones de barriles por día. Puede que Arabia Saudita haya sorprendido a los mercados con el anuncio, pero la decisión se ha venido deliberando durante al menos seis meses – esto puede indicar que el Reino espera menor demanda por su crudo en el horizonte.

  • En EE. UU., las nóminas no agrícolas aumentaron en 353.000 el mes pasado, tras revisiones al alza de los dos meses anteriores, según mostró el viernes un informe de la Oficina de Estadísticas Laborales. La tasa de desempleo se mantuvo en el 3,7?%. Los salarios se aceleraron respecto al mes anterior y aumentaron a su mayor valor desde marzo de 2022.

  • La Reserva Federal (FED) y el Banco Central europeo (BCE) mantuvieron las tasas de interés sin cambios, pero dejaron allanado el camino para comenzar los recortes, probablemente en algún momento de este año. Jerome Powell, presidente del FED, declaró que necesitaba “más datos”, incluso, después de reconocer que las cosas van bien. “No vamos a declarar ninguna victoria en este momento. Creemos que tenemos mucho camino por recorrer”.

  • En otro evento del fin de semana, se reportó un nuevo incendio en una refinería rusa, provocado por drones ucranianos. Se trata de una de las mayores refinerías de Rusia, la refinería de Volgogrado, operada por Lukoil y situada a 600 kilómetros de la frontera con Ucrania.

El mercado petrolero tendrá el fin de semana para reflexionar sobre la dirección que está tomando el conflicto en el Medio Oriente, pero de confirmarse el cese del fuego entre Israel y Hamás, los eventos económicos podrían pasar desapercibidos para efectos del mercado petrolero.

Así las cosas, los precios del petróleo mostraron una caída durante la semana de un 7 % (5,88 $/BBL Brent), neutralizando con creces las ganancias de la semana anterior. Parece que estamos en un escenario de reacciones sinusoidales, que disminuyen la capacidad de la industria petrolera para planificar sobre bases sólidas.

Al cierre de los mercados, el viernes 2 de febrero, los crudos Brent y WTI se cotizaban en 77,67 y 72,41 $/BBL respectivamente, con una perspectiva de repunte modesto por los eventos registrados durante el fin de semana – o al menos es lo que esperaríamos.

VENEZUELA

Situación político / económica 

El 2 de febrero de 1999, marca el inicio de un periodo en la historia de Venezuela, que al cumplir 25 años, podemos describir sin muchas dudas como de destrucción institucional, económica y moral sin precedentes. El aniversario de la juramentación de Hugo Chávez, también pone a la vista el agotamiento político del modelo chavista, que a todas luces carece de una base popular para mantenerse en el poder mediante procesos democráticos. Es así como el régimen, de cara a las elecciones presidenciales de 2024, no le ha quedado otra alternativa que aislarse de la opinión internacional, y prepararse para enfrentar las consecuencias derivadas del incumplimiento del acuerdo de Barbados.

La decisión de ratificar la inhabilitación de María Corina Machado puso al régimen en flagrante violación del Acuerdo de Barbados, y obliga a EE. UU. a la revisión de programa de sanciones y su liberalización – decimos obliga, pues hasta ahora la administración Biden ha demostrado poca firmeza en el manejo de las relaciones con Caracas. Como paso inicial, la licencia OFAC que sirve de piso legal al comercio estatal del oro, la Licencia 43, fue revocada. También se anunció que se dejaría extinguir la Licencia 44, que daba amplia latitud a la actividad petrolera temporalmente y que  vence el 18 de abril de 2024, a menos que haya un cambio de circunstancias.

Los efectos de estas decisiones han sido debatidos ampliamente en los medios venezolanos, pero en un ambiente de desinformación, producto de la opacidad de los acuerdos asociados a esta licencia. En todo caso, debemos recalcar que, por ahora, solo está en juego la renovación de la Licencia 44, ya que la Licencia 41 que autoriza las actividades de Chevron y las empresas mixtas donde participa, no está siendo revisada.

Así las cosas, las actividades petroleras que se verían afectadas son las que se pactaron o están en negociación con base en la Licencia 44, incluyendo las transacciones de compra, venta y trueque de productos petroleros en el mercado abierto. Esto último nos retrocedería a un escenario de exportaciones con precios fuertemente descontados, en el oscuro proceso de comercialización asociado a los crudos sancionados.

El efecto aproximado sería la pérdida de ingresos del orden de 2,5 mil millones de dólares durante el año 2024 (la cifra cambia dependiendo de la expectativa que se tenía con LG 44), además de los problemas que representan la falta de gasolina y diluente para el mercado local.

De hecho, TankerTrakers, una firma que monitorea tanqueros, ha reportado que un importante volumen de hidrocarburos rusos se dirigen hacia Venezuela, probablemente nafta pesada, para reemplazar el condensado iraní, que según la fuente, ha tenido desavenencias de pago con su contraparte venezolana. Se rumora que la desavenencia está relacionada con el nuevo precio del crudo, ahora no sancionado, que Venezuela quería aplicar al trueque. Paradójicamente, el ministro de energía iraní estuvo de visita en Caracas durante la semana.

Los EE. UU. han enviado representantes de alto nivel a Colombia y a Brasil, en la búsqueda de aliados que presionen al régimen de Maduro. Pero creemos que ese puente ya lo cruzó el régimen, y a pesar de las reuniones, presiones y mediadores, es poco probable que dé marcha atrás. Será interesante ver la reacción del presidente Petro, quien experimentó un proceso de inhabilitación política similar que fue revertido por la CIDH, permitiéndole presentarse a la elección que lo llevó a ser presidente de Colombia.

Sector de Hidrocarburos

La segunda mitad de enero se vio afectada por frecuentes apagones e inestabilidad del sistema eléctrico nacional, afectando ligeramente las operaciones petroleras. Por otro lado, problemas operativos en el Terminal caribeño de Jose, limitaron el volumen cargado de crudo, y ya para principios de febrero, se observa una flota de al menos 30 tanqueros fondeados esperando ser cargados.

La producción de crudo durante esta semana retrocedió, por los problemas eléctricos y la escasez de diluente, a 748 mil barriles por día, distribuidos geográficamente como se indica a continuación:

  • Occidente 135 (Chevron 54)
  • Oriente 148
  • Faja 465 (Chevron 84)
  • TOTAL748 (Total Chevron 138)

El rezago en la llegada de diluente, mencionado la semana pasada, obedece a la negativa de Irán de continuar con el trueque.

En las refinerías venezolanas se procesaron y reprocesaron 176 mil barriles por día de crudo y productos intermedios, con un rendimiento, en términos de gasolina y diésel, de 58 y 73 mil barriles diarios, respectivamente. Durante la semana, se observó una leve mejoría en el abastecimiento doméstico de gasolina a raíz del arribo de gasolina importada.

Los volúmenes disponibles para la exportación se mantienen en línea con la semana pasada. La modesta reducción podría ser compensada con inventarios en los terminales, pero el cuello de botella en Jose puede limitar la exportación durante febrero.

El 29 de enero del 2024, el Ministerio de Petróleo público, en la Gaceta Oficial N.º 6793, la aprobación de la licencia de gas, por 30 años, para la exploración y explotación de gas libre en el campo Dragón, costa afuera al norte de la península de Paria. La licencia se otorga a la empresa nacional de gas de Trinidad y Tobago y la empresa Shell. Las condiciones que revela la publicación es que la regalía aplicable es un 20 % y que el gas exportado se dedicara en un 70 % a la planta de licuefacción y un 30 % a los proyectos petroquímicos, en el vecino país. Los precios del gas natural se fijarán sobre la base de una cesta de marcadores internacionales de gas natural y una cesta de indicadores internacionales de precios de amoniaco y metanol, respectivamente. El proyecto entraría en funcionamiento en la primera mitad del 2026.